La Ética Nicomaquea de Aristóteles

“Ética para Nicómaco” fue escrita por Aristóteles en el siglo IV a.C. y dedicada a su hijo Nicómaco. Consta de diez libros y su contenido versa sobre lo que Aristóteles denomina como virtudes éticas y virtudes dianoéticas –dedicadas a perfeccionar el conocimiento–, así como acerca del modo de conseguir  la felicidad.

Según el filósofo, toda actividad humana tiende hacia algún fin o bien, porque supone que cada vez que el hombre actúa lo hace en búsqueda de un determinado bien.

La naturaleza del ser humano es buscar el bien, pero cada persona busca lo que le parece bueno.

Las acciones o elecciones que tomamos nos llevan a un fin, este fin es el medio para otro fin…. y así sucesivamente.

Alimentarnos bien es un fin, para tener salud y, este es otro fin. Ahora existe, un fin último al cual aspiran todas las personas por su naturaleza y este bien último es ….

La felicidad.

La ética para Aristóteles, son las acciones buenas, correctas que llegan como fin último, a la felicidad.

Así, la virtud (areté), es parte del fin último, la felicidad, porque la Virtud nos lleva a lo bueno, que a lo largo de nuestra vida nos forja un carácter (ethos) a través de nuestras acciones.

Entonces, el bien supremo es la felicidad (eudemonismo), y la felicidad es la sabiduría (el desarrollo de las virtudes, en particular la razón).

Dentro del ser humano, para Aristóteles, existen dos tipos de virtudes fundamentales.

Las virtudes intelectuales o dianoéticas, dedicadas a perfeccionar el conocimiento,

y las virtudes morales o éticas que perfeccionan la forma de ser de cada persona.

Las virtudes éticas son adquiridas a través de la costumbre o el hábito y consisten, fundamentalmente, en el dominio de la parte irracional del alma (sensitiva) y apuntan a regular las relaciones entre los hombres.

La virtud ética es el hábito de decidir bien. Se distingue por ser el término medio entre dos extremos, el exceso y el defecto, aunque cada persona tiene su propio término medio.

Las virtudes éticas más importantes son: la fortaleza, la templanza, la justicia.

Las virtudes dianoéticas se corresponden con la parte racional del hombre, siendo, por ello, propias del intelecto (nous) o del pensamiento (nóesis).

La virtud dianoética es la actividad del pensamiento que reflexiona sobre la vida de la ética, y política tratando de dirigirla. Es la que nos ayuda a identificar el término medio.

Su origen no es innato, sino que deben ser aprendidas a través de la educación o la enseñanza.

Las principales virtudes dianoéticas son la inteligencia (sabiduría) y la prudencia.

Todas las acciones son guiadas por la virtud que nos indica el término medio correcto para alcanzar el fin último, La felicidad.

En su obra, Aristóteles alaba la honestidad, la templanza y la magnanimidad, la inteligencia y el amor por el estudio, y condena al saber cómo instrumento de poder o coacción; considerando a la ciencia y el arte como medios para perfeccionarse.

Fuente:

Sanz, C. R. (2016). Algunas reflexiones sobre el libro V de la Ética de Nicómaco [en línea]. Prudentia Iuris. Disponible en: http://bibliotecadigital.uca.edu.ar/repositorio/revistas/algunas-reflexiones-libro-v-etica-nicomaco.pdf [Fecha de consulta: 8 de Noviembre del 2021]

Lee también

Día Internacional de las Personas de Edad

¿Debo negociar?

Liderazgo y Trabajo en Equipo

La Sinaptogénesis y el Aprendizaje en las Personas Mayores

Felicidad y la Gratitud

Mayor Felicidad

IKIGAI

Dia de la mujer

La mujer campesina en México

Día de la Bandera

Día Internacional de la Educación

Día Mundial de la Diabetes

Día Internacional de la Alfabetización

Día internacional de la micro, pequeña y mediana empresa

Día mundial de la Bicicleta

Día Mundial de Internet

Día Mundial del Suelo

Día Mundial de Concienciación sobre los Sunamis

Día Mundial de la Alegría

Día Internacional de las Cooperativas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *