Las Tres Puertas

Un joven discípulo dijo a un sabio filósofo: – Maestro, un amigo tuyo estuvo hablando mal de ti.

– Espera, le interrumpió el filósofo. ¿Ya hiciste pasar por las tres puertas lo que vas a contarme?
– ¿Qué tres puertas?

– Sí, la primera es la verdad ¿Estás seguro que es totalmente cierto lo que vas a decirme?

– No, lo oí comentar a unos vecinos.

– Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda puerta, la bondad. Lo que quieres decirme ¿es bueno para alguien?

– No, al contrario.

– Y la última puerta es la necesidad ¿es necesario que yo sepa lo que quieres contarme?

– No, no es necesario.

– Entonces dijo el sabio sonriendo: “Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, mejor será olvidarlo para siempre”

Reflexión:

Creo que las puerta ejemplifican  muy bien algunos de los aspectos clave que han de considerarse para valorar si algo merece o no la pena que lo tomemos en consideración.

Ahora es muy común que repliquemos noticias o mensajes sin detenernos a reflexionar si son ciertos o no, mucho menos si han pasado por cualquiera de las 3 puertas:

1ra Puerta….Es verdadero?

Que se ajusta a la verdad. Que es real, que tiene existencia verdadera y efectiva. Que es realmente lo que parece o se dice que es.

Es muy común que sin validar las cosas, sin constatar  lo que se dice lo estemos replicando y mas ahora en las redes y la facilidad de la tecnología de la comunicación. Facebook, twiter, whastapp etc.

Es bueno?

Que tiene un efecto positivo, que es satisfactorio, como conviene que sea o como es deseable que sea. Que es adecuado u oportuno para cierta cosa. Bueno viene de la palabra bondad. Cualidad de bueno. Inclinación a hacer el bien, comportamiento virtuoso.

NO importa si es bueno o no lo que transmitimos o replicamos, con tal de ser protagonistas o sin fijarnos en nuestros mapas mentales. La maldad es más común en estos tiempos donde el protagonismo, el dinero y el poder son más importantes que la bondad.

Es Necesario?

Que debe ocurrir, hacerse, existir o tenerse para la existencia, la actividad o el correcto estado o funcionamiento de alguien o algo.

A veces la ociosidad, la facilidad de hacerlo o sencillamente de abrir la boca, nos invita a hablar de cosas innecesarias o relevantes para otros que además de no llevar verdad y bondad, son realmente nocivas para otros o la sociedad.

A veces sólo nos centramos en el mensaje,  pero no atendemos a su fiabilidad, a lo que implica para los demás o a su utilidad, a la hora de valorarlo.

Pasarlos por éstos filtros puede ser muy útil ¿no crees? ¿Se nos ocurren algunos ejemplos? ..

A mí me vienen unos cuantos a la mente.

 

Fuentas: reflexiones-jarecus.com, tucalidaddevida.

Las 3 puertas from Jorge Alberto Montes de Oca A on Vimeo.

Fabula de las tres puertas. De como solo transmitimos un mensaje sin analizar contenidos veracidad y consecuencias

2 thoughts on “Las Tres Puertas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *