Startups, Desafíos y errores

En la era de la autonomía, en donde muchos apuestan por desarrollar su propia fuente de ingresos, antes que limitarse a ser empleados, las ideas para startups abundan, sin embargo, pocas sobreviven.

Iniciar un negocio es un gran paso hacia la libertad financiera. Sin embargo, requiere mucha energía, tiempo y recursos, por lo que es importante que los resultados merezcan la pena, aunque este no es siempre el caso.

Elegir inversores desalineados

Dependiendo de las necesidades del negocio, la búsqueda de inversores podría estar en la parte superior de la lista en la fase inicial. Los inversores pueden inyectar capital para ayudar a iniciar, administrar o expandir el negocio. Algunos, incluso, ayudan en las decisiones que involucran a la empresa.

El primer gran error que cometen algunas startups es no mirar más allá del dinero. Conseguir una asociación con el capital puede parecer que cayó del cielo, especialmente si es solo la cantidad que necesitas para administrar tu empresa. Sin embargo, tu startup es algo más que el período de financiación.

Se debe ser claro sobre el valor y el papel que se desea que jueguen los inversores. No confundir los intereses comunes con una visión común. El inversor puede estar interesado en la idea de negocio, pero podría no compartir la visión.

Se debe Elegir un inversor que se adapte tanto a tus necesidades de dinero como a las necesidades de tu negocio.

Apresurarse en el proceso de contratación

En la actualidad, es difícil contratar y retener empleados, incluso para las empresas más exitosas. Muchas startups se apresuran a contratar empleados tan pronto como pueden, por lo que pasan más tiempo contratando que desarrollando la startup en sí.

Si bien los empleados proporcionan mucho valor en la fuerza laboral, es recomendable mantener un número mínimo hasta que el inicio sea estable.

Además, muchas empresas nuevas tienden a buscar empleados de bajo costo. La idea es minimizar el costo, pero a veces los empleados de bajo costo equivalen a un trabajo de baja calidad. Por lo tanto, invierte en tus empleados. Invertir el tiempo y el capital para garantizar que los empleados tengan los mejores conocimientos será un elemento crucial para tu éxito.

Construyendo un equipo ineficaz

La contratación no siempre es el problema, el rendimiento sí lo es. Se debe cuidar de no elegir miembros del equipo en función de la disponibilidad en lugar de la habilidad. Un equipo ineficaz y desalineado significará un fracaso para tu negocio.

Cuando se forma un equipo, se debe elegir personas con diferentes conjuntos de habilidades y aquellas que compartan los mismos valores comunes de tu cultura empresarial.

Saltarse la fase de planificación

Algunas startups comienzan con una idea, seguida inmediatamente por la acción. Esta es una receta para el fracaso. La planificación lo es todo para una startup. Hay tres planes en los que concentrarte antes de comenzar tu negocio: el plan de negocios, el plan financiero y el plan de marketing. Si no se hace nada de esto, puede resultar en la perdida de la startup.

Omitir la fase de planificación finalizará el negocio incluso antes de que comience. Se debe asegúrar el evaluar el potencial del mercado e investigar la idea de negocio. Esto hará que la fase de ejecución sea más fácil.

Poner el producto primero

Los clientes deben ser lo primero, antes que tu producto. Se debe tener una idea de quién es el cliente ideal, cómo se puede encontrar y cómo reaccionará ante el producto.

Poner a los clientes primero asegurará no estar equivocado cuando se trata de desarrollar la idea, diseñar el producto y el envoltorio, y comercializarlo al público objetivo. Si se venden libros para niños, por ejemplo, se debe poner a los niños primero, antes de ponerte a escribir en el nivel de idioma apropiado y crear ilustraciones adecuadas para su edad.

Pain points reales

Identificar las necesidades y demandas de un sector es imperativo a la hora de lanzar un negocio. Asegurarse de que efectivamente los productos y servicios del proyecto ofrecen soluciones a problemas y áreas de oportunidad que tienen demanda real en el mercado. A veces olvidamos que, a la larga, toda compañía necesita identificar las “incomodidades” de sus clientes potenciales.

Tecnología

No se trata de adaptar soluciones tecnológicas, sino de no depender siempre de estas. En la época de la automatización, muchas empresas olvidan los riesgos de depender directamente de aplicaciones y forzar a sus clientes a adaptarse a este recurso de forma inmediata. Las startupsnecesitan mantener un equilibrio entre tecnología y humanidad.

Adaptabilidad a innovaciones

Esto también compete en áreas tecnológicas y es posiblemente la esencia de una startup resistente, la capacidad de adaptación al cambio. Hoy en día es imposible mantenerse en un nicho sin incluir las nuevas tecnologías y demandas del mercado. Un negocio debe contar con la flexibilidad suficiente para sacar provecho de los avances, adaptar su modelo de negocio y no morir en el olvido.

Escalabilidad

El objetivo es generar rentabilidad. No se trata solo de pensar en el futuro del proyecto sino también considerar si se cuenta con los suficientes recursos para insertarse en un mercado específico. Pensar la forma en que se recorre un camino comercial requiere planear con sentido común desde el inicio para asegurar una verdadera supervivencia.

En el mundo del emprendimiento, no existen fórmulas exactas y a la larga mucho del éxito que se obtenga dependerá de una serie de pruebas y errores. Sin embargo, concebir los nuevos negocios más como criaturas armadas para la supervivencia que como seres fantásticos podría asegurar la buena salud y permanencia de empresas nuevas en un mercado comercial siempre cambiante.

Lee también

Tecnología para el trabajo remoto

Tendencias del Comercio Electrónico

10 Tecnologías Emergentes 2018

Las 7 tendencias tecnológicas del 2017

2017: la mitad de la población estará conectada

5 innovaciones tecnológicas para la agricultura

Las 10 principales Tecnologías Emergentes de 2016

2 thoughts on “Startups, Desafíos y errores”

  1. Pingback: Boletín RedGE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *